Tomás Ayala tiene powers. Como el Metalero, la hace de superhéroe y de leyenda urbana.

Anteriormente:
Los reguetoneros y Anarko se preparaban para atacar el cuartel general. Van bien armados.
Metalero y el guerrero del futuro escapan de la Torre desde donde reina la reguetocracia.
A Manolo le tocó “perreo intenso”.